Al interactuar uno a uno con tus clientes o prospectos, la comunicación

es un elemento importante para reflejar la confianza que se convertirá

en un definitivo, “sí me lo llevo”; aunque las palabras y el servicio son

esenciales para esto, el lenguaje corporal es ese gancho que asegura la victoria.

 

Estudios afirman que más del 80% de la comunicación es no verbal,

muchas veces no nos damos cuenta de los mensajes que lanza nuestro

cuerpo al hablar con otras personas. Imagina lo que puedes lograr

al dominar este lenguaje sin sonido a la hora de cerrar el trato.

 

Por eso te enumeré cuatro consejos que te ayudarán a expresar

un correcto lenguaje corporal, antes, durante y después de

interactuar con un cliente o prospecto de ventas. Comencemos:

 

1.- Sonríele a la vida … y al cliente.

 

Sonreír debe ser una constante al principio, durante y al final de cada

sesión, charla o interacción que tengas con prospectos o clientes.

Una sonrisa romperá el hielo con la otra persona, es una excelente

carta de presentación y conseguirá generar empatía y confianza.

 

Tampoco hay que abusar de esto, una sonrisa debe ser sincera y

de corazón (aunque se escuche cursi), si nos sobrepasamos con

esto reflejaremos mucha falsedad, que no nos ayudará a conectar

con la persona.

 

Si tu labor de venta está en las llamadas telefónicas, sobra decirte

que el tono de voz se escucha mucho más amable si sonríes.

2.- El primer saludo es el que cuenta .

 

El primer saludo en persona es importantísimo para iniciar un vínculo

real con la otra persona, ese apretón de manos puede abrirte las puertas

de una exitosa relación vendedor-cliente o cerrártela de golpe.

 

Procura que tu saludo sea firme pero sin exagerar, que sea cómodo

y muy importante, que tus manos estén secas, a nadie le gusta saludar

a alguien con las manos mojadas o sucias.

 

3.- Ni tan firmes, ni tan sueltos.

 

La postura al entablar una conversación debe ser equilibrada, esto quiere

decir  que debes estar relajado pero no en exceso, igual es muy importante

no poner barreras,  cruzar los brazos, poner una carpeta o una libreta sobre

tu pecho cortará subconscientemente el flujo de comunicación entre ambos.

 

“Otro tip que debes saber, es ladear la cabeza o inclinar un poco
el cuerpo hacia adelante del cliente, esto para generar compresión
y cercanía con él.”

 

Otra manera de conectar con la persona que tenemos enfrente es imitar

ligeramente su postura y gestualidad, sin que parezca que nos burlamos,

esta acción tiene una base científica, las neuronas espejo, las cuales hacen

que nos sintamos más cómodos con las personas que se parecen a nosotros.

 

4.- Cara a cara, siempre es mejor.

 

Mantener contacto visual al hablar, siempre se recomienda para conectar

emocionalmente con quien tengamos enfrente, sin embargo, voltear la

mirada, por ejemplo al producto que queremos vender, ayudará a que

el cliente no se sienta presionado cuando hablemos con él.

 

La posición de la cabeza al entablar una plática, dice mucho de nosotros,

al bajarla pero manteniendo la mirada al frente lanzamos señales defensivas,

al bajar la mirada denotamos sumisión, al alzar el rostro al techo estamos

diciéndole a la otra personas que estamos aburridos o hartos de estar con él.

 

“Si movemos la cabeza en la dirección contraria a la otra persona
y lo mantenemos en esa posición, estamos reflejando desprecio.”

 

Las ventas uno a uno se tratan de un flujo de energía que culmina

con la compra del producto o servicio, el correcto uso del lenguaje

corporal te ayudará a conseguirlo, pero sólo es una parte del

rompecabezas para construir al buen vendedor.

 

Por lo que también quisiera que veas este video en el que

te muestro cómo cerrar una venta sin complicaciones

¿sabías que hay 5 obstáculos que evitan que te compren?

descúbrelos y convierte esos NO en un “muchas gracias”.

 

 

Cuéntame qué te parecieron estos consejos para utilizar

el lenguaje corporal a tu favor, ¿agregarías alguno más?,

no olvides ponerme tu opinión en los comentarios y

compartir este post en tus redes sociales.

 

Ahora que has aprendido estos consejos de lenguaje corporal

que aplicarás al momento de realizar una venta, qué tal te

vendría descubrir la manera de convertir a tus prospectos

en clientes de manera mucho más efectiva, de qué te hablo:

 

 De olvidarte de técnicas ochenteras de ventas.

 Dejar de ser el “vendedor latoso”.

 Cerrar ventas sin presión.

 Vender con servicio.

 Triplicar tus ventas.

 Generar resultados en menos tiempo.

 

Es por eso que quiero que estés preparado para el siguiente

nivel en ventas con una  Clase Maestra en la cual aprenderás

a convertir prospectos o clientes 10 veces más rápido

 

Es momento de actualizarse y dejar de ser el vendedor hartante y latoso

que no recibe bonos de ventas, pero sí muchas quejas o malas caras de

sus clientes, aprovecha al cien esta clase y nos estamos leyendo pronto.

¿Ya nos sigues?

¡Déjanos un comentario!

Leave a Reply

Your email address will not be published.