Aunque a veces no lo creamos, no somos máquinas, somos personas de carne y hueso que lidian con cientos de emociones al día; sobre todo si te dedicas a las ventas, en este negocio las emociones cambian de manera inesperada.

Es entendible que en el día a día a veces perdamos los ánimos o no encontremos esas ganas para seguir vendiendo con servicio, ya sea por cuestiones personales, problemas en el trabajo o simplemente cansancio a veces nuestros pensamientos están a un millón por hora y nos afectan de más.

Nada afecta más una venta que un vendedor que no quiere vender, que no disfruta lo que hace, el dar servicio, quitar un mal, ayudar al cliente, y no sucede porque no adores tu trabajo, simplemente hay días malos y días buenos para cada persona, por eso me gustaría que revises estos 4 trucos para levantarte el animo cuando no te quieras levantar ni de la cama.

1.- Evitar pensamientos negativos

Al día tenemos miles de pensamientos, muchos de ellos totalmente repetitivos, es decir que si nos concentramos en pensar en algún problema, situación dolorosa del pasado, o cualquier cosa que nos ponga tristes o desanimados, este pensamiento sembrará emociones negativas en nosotros y crecerán a una velocidad inimaginable.

Entonces aunque a veces parezca una tontería, pensar positivo nos ayuda a mantener un estado de tranquilidad, el de verdad concentrarse en las miles de cosas buenas que hay a tu alrededor, desde saberse vivo y con salud, tener a tu familia o disfrutar del sol todos los días, refleja que hay tanto que agradecerle a la vida, sólo que a veces nos ganan las enredaderas del pensamiento negativo.

 

“Hay que encontrar lo maravilloso de queda pequeño detalle y volverlo gigante

2.- Ponerse guapo

Cuando los ánimos bajan, lo primero que se ve afectado es nuestra imagen personal, muchas veces sin darnos cuenta le ponemos menos atención y empeño a cómo nos vestimos o peinamos.

Cuando te sientas desanimado, es el momento de ponerte tu mejor ropa, ese pantalón que te hace ver más delgado, tu playera o blusa favorita, peinarte fantásticamente y salir a vender por montones.

Nuestro exterior es un reflejo de nuestro interior y así cómo lo que sentimos y pensamos influye en la forma en la que nos vestimos y arreglamos, también puede funcionar a la inversa, vestirse bien, ponerse guapos y guapas para ir a trabajar, ayudará a hacer a un lado los pensamientos negativos.

3.- Dejar de lado personas tóxicas

El contacto diario con muchas personas: compañeros de trabajo, familiares, amigos o hasta una plática con la persona que nos vende el café por las mañanas, puede dejarnos pensando cosas durante todo el día.

Somos como una esponja de pensamientos y emociones, cada interacción ya sea física o virtual deja una semilla que a veces crece en nuestro interior.

Algo genial de los seres humanos, es ese sexto sentido que todos tenemos cuando algo no nos parece del todo bien, ¿cuántas veces al platicar con alguien notamos, envidias, enojos hasta venganzas, de una persona a otra? aunque no seamos nosotros los afectados, estas emociones negativas nos incomodan.

Hay que hacerle caso a nuestro sexto sentido, y hacer a un lado estos pensamientos negativos de otros para evitar que se confundan con los nuestros.

4.- Mirar al pasado

Nos han dicho muchas veces que “siempre para adelante, atrás ni para agarrar vuelo”, una frase que nos invita a vivir el presente y visualizar el futuro y de alguna forma olvidar el pasado y esas cosas más que nos ocurrieron.

Estamos de acuerdo que a veces el pasado no es un jardín de flores y buenas experiencias, pero hay cosas (algunas pequeñas y otras GIGANTES) que a veces no notamos y se han convertido en triunfos de nuestra historia personal.

Inspirarte, emocionarte y disfrutar de los triunfos ocurridos en el pasado no está mal, de ninguna manera es soberbia o presunción, al contrario, en esos momentos donde tus ánimos no están al tope, echar una mirada a las veces que levantaste el trofeo de campeón, que disfrutaste un día maravillosos con esa persona especial, el recuerdo de haberte graduado de la escuela, los trabajos que fueron el inicio de la empresa que llevas ahora, todo eso aporta muchísimo valor y energía positiva a nuestras vidas.

“Hay que dejar de ver el pasado, como lo que sufrimos y empezar a verlo como lo que nos hizo feliz.”

Con los ánimos ya repuestos y con toda la energía positiva, vender como un rockstar no te será problema de nuevo, aún así, nunca está de más el estar un paso adelante y con la clase maestra, Convierte prospectos en clientes 10 veces más rápido, disponible en este link y completamente GRATIS, tus habilidades de venta estarán al tope y te lloverán buenos resultados.

 

Espero que estas estrategias te sean de mucha ayuda en los momentos en los que tu ánimo no esté trabajando al 100, recuerda compartírselo a quien creas que lo necesite en redes y sociales, y no dudes en poner tus sugerencias y opiniones en el área de comentarios, un abrazo.

¿Ya nos sigues?

¡Déjanos un comentario!

Leave a Reply

Your email address will not be published.